Se encuentra usted aquí

Encuentro Solar

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
El sol besando a la Tierra es el motivo del logotipo del Encuentro Solar
Vista del espacio expositivo de cocinas e ingenios solares del Encuentro Solar en el patio del Colegio Público Marqués de Benicarló en el año 2002.
Vista del espacio expositivo de cocinas e ingenios solares del Encuentro Solar en el recinto del Parque de las Ciencias de Granada en el 2005.
Jornadas técnicas en el marco del Encuentro Solar en el Parque de las Ciencias de Granada
Vista nocturna de la ampliación de la cuarta fase del Parque de las Ciencias de Granada, cuando se celebró la última edición del Encuentro Solar del 2008.

El Encuentro Solar nació en 1996 impulsado por la Asociación de Estudios Geobiológicos GEA, con motivo de que fuera un acto para celebrar el Día del Sol (21 de junio) y con una idea inspirada en los Sun Fairs estadounidenses. En estos festivales solares americanos se combinan ponencias de expertos, talleres prácticos para aficionados, exhibiciones de tecnología renovable y apropiada para todos los públicos. La ciudad de Benicarló donde comenzó la organización del Encuentro Solar lo fue por sus facilidades pero también por la proximidad territorial de sus impulsores, entre los que destacó el Sr. Manuel Vílchez. En realidad, esta ciudad, a orillas el Mediterráneo tiene un interés turístico evidente, con productos agrícolas locales excepcionales como sus afamadas alcachofas, pero sobretodo es la población que cuenta con uno de los mayores ratio de asociaciones culturales por habitante. Una de ellas, Alambor, ha acompañado al Encuentro Solar desde sus inicios hasta el cambio de ubicación acaecido en el 2005.

Rápidamente, el Encuentro Solar afianzó su modelo y alcanzó un importante eco tanto nacional como internacional, especialmente, gracias al soporte de Solar Cookers International y por convertirse en un espacio de referencia para la difusión de la tecnología de la cocción solar en nuestro país. La presentación ya en la segunda de edición de las cocinas parabólicas SK del Dr. Dieter Seifert causó una honda impresión en todos los participantes. La introducción más tarde de lo que hoy son las más eficientes cocinas solares se debe en parte al Encuentro Solar. Este evento se ha caracterizado por la voluntad de reunir a todas las personas, empresas, entidades y organizaciones que están trabajando o están interesadas en el campo de las energías renovables, con el objetivo, al mismo tiempo, de ser un espacio para el apoyo mutuo, para aunar esfuerzos en difundir las energías limpias y promocionarlas hasta que sean accesibles al público en general. El Encuentro Solar ha fomentado estimular el conocimiento popular para estimular a los sectores que pueden influir en su desarrollo real.

El papel de Benicarló en la historia de un éxito

Probablemente, el éxito de este evento se deba, en parte a la azarosa coincidencia que en ninguna de sus ediciones dejó de lucir el sol. Pero, sin duda el puntal fue la singular colaboración institucional aportada por el Ayuntamiento de Benicarló desde los inicios y centrada en facilitar el alojamiento y la logística y a la dirección del Colegio Público Marqués de Benicarló en cuyo recinto se ubicaba la muestra de cocinas e ingenios solares. En definitiva, la colaboración local fue clave para que Benicarló fuera más que la sede de un evento, una ciudad acogedora.

El Encuentro Solar maduró en esta dilatada historia. En la edición del 2004 se hizo evidente la necesidad de buscar un espacio con más posibilidades para dar acogida a un creciente interés por parte de personas de todo el país y también internacional. La Fundación Tierra junto con el Centro de Estudios de la Energía Solar (CENSOLAR), que tomaron el relevo en el 2002 de la organización local, se esforzaron para que el espíritu inicial de este singular evento pudiera plasmarse con más medios y una organización consolidada. El Encuentro Solar creció, y como cualquier joven cuando alcanza la madurez, no puede sino ser agradecido con el entorno familiar que le permitió desarrollarse y mirar con ilusión los retos de la nueva etapa con más responsabilidad.

Granada, el relevo del Encuentro Solar

El nuevo escenario del Encuentro Solar se concretó en el recinto del museo de divulgación científica del Parque de las Ciencias. Este equipamiento contaba con 30.000 m2 de espacio expositivo dedicado a la ciencia y la técnica y con una ampliación en marcha en aquel momento dedicados a la divulgación científica.

Con la reubicación del Encuentro Solar, la coordinación del mismo propició una estrecha colaboración entre el equipo humano del Parque de las Ciencias de Granada y la Fundación Tierra. Ambas entidades contaron, sin embargo, con la colaboración del Centro de Estudios de la Energía Solar (CENSOLAR ) y el patrocinio institucional de la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa.

El espíritu del Encuentro Solar continuó siendo el mismo que el de la etapa 1996 y 2004, es decir: aunar el debate con jornadas técnicas sobre aspectos concretos del mundo de las renovables y  los avances en la llamada Economía Solar con las exhibiciones tecnológicas. Entre aquellas destacaba la genuina y reconocida muestra de cocinas e ingenios solares que daban un perfil eminentemente educativo o divulgativo a este evento. Entre las actividades prácticas también se organizaron talleres de formación para iniciarse con las tecnologías de las energías renovables. El año 2006, el Encuentro Solar se hizo coincidir para que fuera un complemento a un evento internacional de promoción de la cocina solar coorganizado con la entidad norteamericana Solar Cookers International , la llamada 2006 SOLAR COOKERS AND FOOD PROCESSING INTERNATIONAL CONFERENCE celebrada del 12 al 16 de julio en Granada.

El Encuentro Solar y los Premios Sol y Paz

Entre los diversos actos sociales incluidos en el Encuentro Solar cabe destacar la entrega de los Premios Sol y Paz creados por la organización del evento en el 2001 y que premian las diversas labores de desarrollo y realización en el sector de las energías renovables. Los Premios Sol y Paz, el galardón decano que reconoce a personas y entidades comprometidas con las energías renovables en España, distingue a 7 iniciativas por su labor solidaria, su labor personal, su labor colectiva, su labor educativa, su labor empresarial, su labor de fomento de la cocción solar y su labor de buena práctica solar. Desde su creación, los Premios Sol y Paz se han otorgado en el marco del Encuentro Solar por ser las entidades organizadoras de este evento sus promotores. Actualmente, el jurado del mismo lo han integrado: Estefanía Caamaño, del Instituto de Energía Solar; Lucía Dolera de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), Raimundo González, de Censolar; José Luis García, de Greenpeace, Javier Medina, del Parque de las Ciencias y Jordi Miralles, de la Fundación Tierra. La finalización de esta segunda etapa del Encuentro Solar interrumpió también este premio. La Fundación Tierra valora, sin embargo, importancia del patrimonio que atesora este galardón en las experiencias a favor de las energías renovables que suman las personas y entidades premiadas.  

El Encuentro Solar fin de la segunda época

El mundo entró en crisis en el 2008. El paradigma socioeconómico hasta entonces vigente tocó fondo. Nuevas ideas como la bioeconomía o la austeridad emergen como alternativa ecológica para la lucha contra el cambio climático y el agotamiento de recursos naturales y la pérdida de biodiversidad. Las energías renovables continúan siendo una herramienta clave en la necesaria revolución socioecológica que debe afrontar la crisis ambiental actual. El Encuentro Solar cerró pues en el 2008 la segunda etapa que había iniciado en el 2002. En el futuro, este evento deberá adaptarse a las nuevas ideas emergentes en el ámbito de la sostenibilidad. Mientras, la Fundación Tierra conserva todo este patrimonio cultural de la segunda etapa del Encuentro Solar entre 2002-2008 en su web .