Se encuentra usted aquí

Preguntas más frecuentes sobre el Kit Fotónico de la Guerrilla Solar

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
Kit Fotónico GS120 de la campaña Guerrilla Solar: enchúfate al Sol.
La Guerrilla Solar arma a la ciudadanía contra el cambio climático.

La campaña Guerrilla Solar: enchúfate al Sol pone al alcance de los ciudadanos que quieran unirse a la cruzada a favor del acceso a las energías renovables en el ámbito doméstico, el Kit Fotónico GS120, un electrodoméstico solar único en España para generar electricidad limpia y renovable desde casa.

Desde aquí queremos responder a las preguntas más habituales que nos han transmitido las personas interesadas en adquirir un kit y alistarse así a la Guerrilla Solar de la Fundación Tierra.


¿En cuánto tiempo se recupera la inversión realizada en el kit fotónico?

La verdad, ésta no es un pregunta pertinente. O quizás sí. ¿En cuánto tiempo se recupera la inversión realizada en una pantalla de TV de 42 pulgadas que vale aproximadamente estos 800 euros? Podríamos imaginar las horas de felicidad pasadas frente a la misma, siguiendo partidos de fútbol o viendo películas en la televisión de pago. Podríamos pensar en lo que aprenderíamos sobre la naturaleza, puesto que al ver los documentales a gran tamaño uno puede imaginar que se ven detalles invisibles a 20 pulgadas. Eso sí, quizás deberíamos pensar que nuestro televisor de 42 pulgadas a cada hora se va desgastando, que raramente nos llegará a durar 25 años, y que, lógicamente, va consumiendo energía a razón de 275 Watios cada hora, con las correspondientes emisiones de CO2 asociadas.

El kit fotónico GS120 es un artículo de placer, como la pantalla de TV de 42 pulgadas, aunque en este caso el placer viene porque es un electrodoméstico que en vez de consumir genera energía, y cada hora en que está expuesto al sol puede producir hasta 110 Wh.


Contando con las mejores condiciones de radiación solar y de orientación en la instalación, se puede calcular que el retorno económico de la inversión realizada en la adquisición del kit fotónico GS120 es de aproximadamente 20 años. Este valor está calculado a partir de un coste de 805 € de PVP, una media de 1.200 horas de potencia nominal anual (por tanto una producción anual de 144 kWh) y suponiendo un coste de facturación del kWh de 17 cts de euro, con un incremento anual del coste del kWh de un 5%.

Por ello, durante la vida útil estimada del kit (que puede ser de más de 30 años), la recuperación de la inversión está garantizada, aunque es a largo plazo y no es posible obtener grandes beneficios económicos. También podemos considerar que el kit fotónico de la Guerrilla Solar lo que nos permite es, por 10 céntimos al día, contribuir a reducir en un 10% nuestras emisiones con efecto invernadero. En todo caso, como ya hemos dicho, la obtención de un beneficio es una cuestión a parte, dado que el kit fotónico es esencialmente un producto de militancia contra el cambio climático y a favor de las energías renovables en el ámbito doméstico.

¿Qué ahorro de energía o emisiones de CO2 supone?

Aunque se trata de una producción en energía verde de tan sólo 144 kWh por año, esto puede suponer el 10% del consumo doméstico de energía eléctrica por persona (suponiendo un consumo medio de electricidad de 1800 kWh por año y 3 habitantes por vivienda).  Cada uno puede calcular, revisando su consumo eléctrico, el porcentaje que le permite ahorrar. Lo interesante además es que esta energía deja de ser producida con fuentes fósiles, lo que supone un ahorro de emisiones. Cada hora de producción del kit estaría ahorrando hasta 34 g de dióxido de carbono (CO2). Siguiendo con el ejemplo, del televisor, éste, en cambio, supondría la emisión de casi 100 gr de CO2 en cada hora de funcionamiento.

A lo largo de sus 25 años de vida útil –y considerando que los primeros 3 años y medio son de recuperación del gasto energético de la fabricación (payback energético)–, el Kit Fotónico GS120 permite evitar la emisión de 1084 kg de CO2, con un coste económico de 1 euro por cada kg de CO2 que se ha dejado de emitir.

Para hacer frente al cambio climático debemos reducir nuestras emisiones y además podemos intentar compensar las que no podemos evitar. Así, del mismo modo en que a menudo se propone la compensación de nuestras emisiones de CO2 con la plantación de árboles, otra opción es la restitución de parte del consumo energético con la generación de energía con fuentes renovables , como la energía solar fotovoltaica. En este caso, en vez de propiciar la absorción del CO2 que ya se ha emitido, la idea es ahorrar emisiones antes de que se hayan generado, al generar directamente la energía a partir de una fuente inagotable y no contaminante como es el Sol.   

¿Por qué no se ha montado el kit con paneles más baratos?

Actualmente, en el campo de la energía fotovoltaica existen tecnologías más livianas y más baratas, como los paneles de capa fina o de telurio de cadmio. Pero todavía es pronto para que podamos considerar que esta tecnología está a la altura de las células de silicio monocristalino, que han demostrado su gran eficiencia y durabilidad. El panel solar del kit fotónico está formado por células de silicio monocristalino del fabricante Sunways, de máxima calidad. Podríamos haber escogido células de menor calidad para obtener un producto de menor precio. Pero hemos apostado porque los componentes de este kit de la Guerrilla Solar fueran de la máxima durabilidad, porque participar en la campaña es dar un ejemplo a las futuras generaciones.

¿Es legal?

Este kit está compuesto por un panel y un inversor homologados para conexión a red. La suma de ambos genera lógicamente un producto alegal, porque nadie podía imaginar que uno pueda conectar un cacharro en un enchufe casero para generar sólo 400 Wh x día, que puede ser la energía que se consume en un par de horillas colgado en Internet con un PC de sobremesa. Enchufar el kit fotónico es un acto en favor de las renovables pero simbólico dada su baja potencia de generación.

Respecto a la instalación física del kit, este está preparado para montarse en vertical y en horizontal. Dado que se debe colocar en el exterior para recibir la exposición solar, pueden existir normativas municipales que impidan su colocación por ejemplo en fachadas exteriores, como sucede con las ordenanzas municipales que impiden la instalación de aparatos de climatización o de antenas en balcones y fachadas. Si dispones de una fachada propia o interior que no forme parte del espacio público no debes tener problema para instalarlo en vertical. Por otro lado, de la misma forma que tenemos una maceta en nuestro jardín o terraza, si ésta tiene la orientación correcta podemos colocar nuestro kit como si fuera una “planta” generadora de energía, como hacen los cloroplastos de las hojas vegetales.

Es evidente que algunos municipios tienen potestad para regular incluso lo que podemos o no tener en nuestro jardín. Sin embargo, cualquier ayuntamiento que impida poner el kit fotónico como lo que es, una escultura generadora de energía a favor del medio ambiente, demostrará una actitud muy poco sostenible. Por este motivo, también hemos impulsado la campaña Municipios por la Democracia Energética , para que este vacío legal con el tiempo se cubra a favor de que la ciudadanía pueda también participar en la acción por el medio ambiente.

¿Es posible el reciclaje del panel una vez termina su vida útil?

La vida útil del módulo fotovoltaico se prevé superior a los 25 años. Después de generar energía eléctrica durante todo este tiempo, la eficiencia de las cél·lulas fotovoltaicas puede disminuir por envejecimiento. En caso de llegar al final de su vida útil, el panel se recoje para proceder al su reciclaje. Hacia el año 2015, cuando un volumen significativo de módulos fotovoltaicos en Europa esté llegando al final de la su vida útil se prevé que el programa PV Cycle ya esté en funcionamiento.  Este programa prevé la recogida selectiva y el reciclage de módulos, financiado por los propios productores fotovoltaicos en consonancia con los objetivos a largo plazo estipulados por la Unión Europea relativos a la responsabilidad empresarial.

Los módulos fotovoltaicos contienen materiales valiosos que pueden ser recuperados y reutilizados en nuevos módulos fotovoltaicos o en nuevos productos. Los procesos de la industria del reciclaje existen tanto para células cristalinas, como es el caso del Kit Fotónico GS120, como para células de capa fina. Los materiales como el vidrio, el aluminio y la variedad de materiales semiconductores son económicamente valiosos cuando se recuperan.
Más información en: www.pvcycle.org