Se encuentra usted aquí

Decrecimiento y Sostenibilidad

Que nuestro estilo de vida no es sostenible lo evidencia que los más de 6.000 millones de humanos no podríamos llevar el actual tren de vida de los países ricos so pena de arrasar todos los recursos del planeta. Es imprescindible impulsar la llamada simplicidad o vida simple así como el necesario decrecimiento.
La estevia (Stevia rebaudiana) es un arbusto orginario del Paraguay y del Brasil que contiene un potente edulcorante natural sustitutivo del azúcar. A la estevia se le atribuyen numerosas propiedades medicinales especialmente para los diabéticos. El dulzor de esta planta se encuentra en las hojas, que contienen el esteviósido y un rebaudiósido, que además no aportan calorías al organismo y que se metaboliza sin los problemas propios derivados la ingesta excesiva de azúcar.

Cuando la amenaza del calientamiento global es más evidente que nunca, todavía el 95 % de la electricidad que consume una bombilla convencional se convierte en calor y sólo el 5 % restante, en luz visible. Sin duda la bombilla eléctrica incandescente inventada por Edison es un de los logros más destacados del siglo XX. Sin embargo, con la evolución tecnológica que hemos alcanzado la persistencia de esta tecnología altamente ineficiente es como si todavía nos comunicáramos con tam-tam. Hace tiempo que existen bombillas que son eficientes y que contribuyen a ahorrar energía.

Demasiado a menudo imaginamos que tanto la lucha contra el cambio climático como reducir las emisiones tóxicas con efecto invernadero es algo que nos supera. El cambio climático no es más que una respuesta de la biosfera al ser ésta incapaz de hacer frente a la actividad insostenible de la civilización humana en estos últimos 150 años. Por eso, la lucha contra el cambio climático requiere recuperar la cordura. La razón que nos permite ser seres racionales.
Una campaña diferente
 

El 2006 lo recordaremos como el año en que el cambio climático se hizo patente en nuestra vida social. Noticias, actividades, libros y películas nos pusieron en alerta que ya no podemos escondernos del calentamiento global.

El agua es sagrada, es salud, es "plenitud" y es *longevidad". El agua proyecta amor, alegría, agradecimiento, respeto, vida. Cuando bebemos un vaso de agua o la tomamos del chorro de una fuente, nuestro organismo toma energía de un elemento que hará llegar su mensaje a todas las células del cuerpo. El agua merece más respeto.

Unas de estas aguas mágicas son las aguas minerales. Aguas surgidas de las profundidades de la tierra y cargadas de energía y con minerales especiales.

Páginas