Se encuentra usted aquí

El Grupo de Cadena de Custodia Ecoterra (2006-2009)

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
La certificación forestal FSC es una forma de visualizar la responsabilidad ambiental con la conservación de los productos forestales.
El uso de la marca FSC está protegido legalmente, por lo que para utilizarlo es preciso estar certificado. Se puede solicitar información a las entidades certificadoras que operan en nuestro país, disponibles en la web de FSC España.
El papel, una herramienta que utilizamos a diario para comunicarnos, informar o aprender, proviene de la naturaleza, de los árboles, que posibilitan que utilicemos su madera y sus fibras, recursos renovables. Sin embargo, no nos planteamos que ese papel nos puede llegar de países en los que ya sólo queda un 20 % de los bosques primarios originales, países donde las areas forestales están sobreexplotadas o donde los bosques originales han sido sustituidos por plantaciones de monocultivos de árboles foráneos. La cuestión es si podemos seguir empleando papel, sin contribuir por ello a problemas como la desforestación mundial o la pérdida de biodiversidad y evitando las consecuencias sociales negativas de las grandes explotaciones forestales sobre las poblaciones de la zona.

El sello FSC: del bosque a las entidades

La certificación forestal es una garantía de que el aprovechamiento de los recursos forestales no implica su destrucción. La certificación FSC, promovida por el Forest Stewardship Council, asegura que los bosques se gestionan de forma responsable y que los productos que obtenemos, como puede ser el papel, mantienen la trazabilidad o cadena de custodia durante todo el proceso de transformación y acabado del producto. Así, llegan al mercado correctamente identificados, de forma que el consumidor los puede reconocer mediante el logotipo del FSC, un sello de ámbito mundial y reconocido por los valores ambientales y sociales que avala.

Los materiales de comunicación impresos, tales como folletos, boletines, revistas, libros, papel de oficina... pueden imprimirse con papel certificado y hacer constar la marca FSC, el sello que garantiza la conservación de los bosques.  También se pueden escoger cada vez más productos de papel y artículos de madera identificados como procedentes de bosques gestionados de manera responsable según el FSC. La marca FSC es un sistema de gestión ambiental que permite visualizar el compromiso de las entidades a favor de la sostenibilidad.

Facilitar la utilización de papel certificado FSC

Con el objetivo de aumentar el uso de papel certificado procedente de bosques bien gestionados y permitir que los materiales impresos sobre papel FSC pudieran lucir el logotipo que lo acredita, Fundación Tierra estableció un grupo de cadena de custodia, una opción del sistema de certificación FSC mediante el cual diferentes entidades o empresas pueden compartir un mismo certificado, reduciendo las tareas administrativas y los costes que supone estar certificado.

Con el nombre de Grupo de cadena de custodia Ecoterra se constituyó como una plataforma para facilitar el uso de papel certificado FSC en materiales impresos. Fundación Tierra actuaba como gerente del grupo y asesoraba y realizaba el seguimiento necesario para que las entidades miembros que quisieran adherirse a la iniciativa cumplieran con los requisitos que determina el FSC para poder emplear correctamente este sello de gran valor ambiental.

Pertenecer al Grupo suponía un esfuerzo personal y económico racional e implicaba llevar un mayor control del proceso de encargo de publicaciones u otros materiales impresos, a través de unos procedimientos sencillos que facilitaba el grupo. La contrapartida era hacer visible la apuesta de la entidad por la compra verde y responsable, mediante un logo reconocible que distingue un producto de importantes implicaciones ambientales y sociales.

Asimismo, el certificado se abrió también en casos especiales a pequeñas imprentas que deseaban ofrecer a sus clientes la posibilidad de imprimir sobre papel FSC con el logotipo. Durante todo el período llegaron a participar seis empresas.


Un paso más en la compra responsable

Quizá algún día todos los productos madereros y derivados procedan de bosques gestionados de manera responsable, respetuosa con el medio ambiente y con las personas que viven en ellos y de ellos. Sin embargo, actualmente es necesario distinguir los productos respetuosos de los que no realizan ningún esfuerzo para reducir su impacto ambiental, y las ecoetiquetas y certificaciones son el único modo que el gran público tiene para poder hacer esta distinción.

Papel FSC

En el caso del papel FSC, el sello nos asegura que la fibra virgen empleada procede de masas forestales aprovechadas con unos criterios estrictos en cuanto a protección medioambiental y con especial cuidado con los aspectos sociales, como los beneficios y participación de la población local o el respeto a los pueblos indígenas. Es importante que la fibra virgen se obtenga de forma respetuosa con el medio, como garantiza el FSC, ya que la fabricación del papel siempre requiere un aporte de fibra virgen, ya sea para conseguir determinadas calidades de papel o bien por el deterioro de las fibras de papel cada vez que se emplean de nuevo, ya que no se puedan reutilizar indefinidamente. Sin embargo, el papel FSC y el reciclado no son excluyentes, sino que pueden complementarse, y un ejemplo de ello son los papeles certificados FSC compuestos de fibras de origen responsable y fibras recicladas. Es necesario reducir el consumo de papel, aumentar la participación en la recogida selectiva del papel y utilizar papel reciclado, pero también lo es incorporar el criterio de conocer el origen de los recursos, ya que el reciclado no es el único papel que salva bosques.

Por otro lado, el papel con certificación FSC habitualmente es un papel de calidad que también incorpora otros estándares ambientales, como son el blanqueado sin cloro o la incorporación de fibras recicladas.

Asociados en favor de la certificación FSC

El Grupo de cadena de custodia Ecoterra fue la primera iniciativa en España para facilitar que las entidades o pequeñas empresas pudieran emplear el sello FSC en sus materiales de comunicación, tomando la responsabilidad de la impresión o publicación sin depender del acceso a una imprenta certificada. Por otro lado, permitía acceder a la certificación a pequeñas imprentas o comercializadores de productos FSC que no pueden plantearse una certificación individual.

Actualmente, existen ya diversas impremtas y distribuidores de papel, certificados y es mucho más sencillo poder acceder al papel FSC y conseguir mostrar el sello en las publicaciones certificadas. La Fundación Tierra dió de baja definitivament el grupo a finales del 2009. La entidad continúa su compromiso con la conservación de los bosques desde el uso final del papel. Para cualquier información sobre el FSC dirigirse a la oficina española de esta entidad.


Una herramienta para consumir de forma responsable

El Grupo de cadena de custodia Ecoterra estaba abierto a entidades o empresas de menos de 25 trabajadores y una productividad inferior al millón de euros anual, que estaban interesadas en usar la marca del sello FSC en sus materiales impresos, publicaciones o papel institucional, así como imprentas interesadas en ofrecer el servicio de impresión en FSC o pequeños comercializadores de productos FSC.

El Grupo Ecoterra fue una herramienta para hacer visible la implicación con la conservación de la naturaleza, una mayor sensibilidad social y un consumo más sensato, y queremos pensar que la existencia de esta certificación grupal pionera ha contribuido de algún modo a hacer avances en el reconocimiento y accesibilidad de la certificación FSC.

Los beneficios de emplear papel certificado FSC

  • se mantiene la biodiversidad de los ecosistemas forestales y se aprovecha de manera respetuosa el bosque;
  • se respetan los derechos de las comunidades locales que viven del bosque o trabajan en el mismo;
  • se participa de un sistema de gestión internacional con criterios exigentes y respaldado por agentes económicos, sociales y ambientales;
  • se visualiza la sensibilidad ambiental y el compromiso con un uso más racional de los recursos naturales a través de los materiales impresos.