Se encuentra usted aquí

Guía para ver una película con ojos críticos. Una Verdad Incómoda

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
Una película, por definición, es la recreación de una realidad. Esta puede estar basada o no en hechos reales. Por otra parte, también por definición, un film se ajusta a un guión que la caracteriza en todo su planteamiento. Otro género es el de los documentales.

En cierto sentido, Una Verdad Incómoda se nutre de estas dos visiones. La película Una verdad incómoda traducción del original An Inconveniente Truth fue estrenada en nuestro país a finales del 2006 y se puso a la venta en DVD la primavera del 2007. El Gobierno del Estado español anunció que distribuiría 30.000 copias de esta película a las escuelas del país.

No podíamos ser ajenos al impacto social creado por este film que nos pone en bandeja de plata la problemática del cambio climático con toda su crudeza. El impacto de la película en la trayectoria del ex vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore, quien firma y pone la cara al film, ya ha dejado un hecho incontestable y es haberle concedido junto con el Panel Internacional de Científicos Contra el Cambio Climático (IPCC) el Premio Nobel de la Paz 2007.

Las reuniones e informes aportados por el IPCC son incontestables, pero es evidente que la película Una Verdad Incómoda ha rematado el trabajo de lustros de este panel de científicos de todo el planeta cuyo trabajo nos muestra que hace falta tomar medidas urgentes por luchar contra el calentamiento global.

La Fundación Tierra pone a disposición una guía didáctica para que sirva como herramienta para animar a que desde el asociacionismo juvenil y social se proyecten video foros y organizen debates sobre el cambio climático a partir del libro del mismo título . Instamos, eso sí, a que Una Verdad Incómoda no se debe ver como un film de autor. Al Gore, en la película, es como un artista que pone a disposición de un tema su profesionalidad. Una profesionalidad que, en su caso, tiene un carácter vivencial respecto a la preocupación por la degradación ambiental.

Una Verdad Incómoda
es una película y no un cuento de ficción. Pero, tampoco puede verse la película como si se tratara de un manifiesto ecologista en sentido estricto. Sin duda, esta película ha conseguido abrir un debate sobre un aspecto de la realidad que afecta no sólo a nuestra generación sino que puede alterar el curso de la civilización humana.

Esta guía aporta una visión para poder ver con ojos críticos esta película. Sólo con una actitud crítica podemos avanzar con convicción para luchar con firmeza contra el cambio climático, que no es una amenaza sino un enemigo real que hemos creado con nuestra inconsciencia.

>>Disponible sólo en catalán por el momento