Portada
Dúchate con el Sol

A 150 millones de kilómetros de este hermoso planeta que habitamos hoy más de 6.200 millones de humanos junto con entre 7 a 25 millones de especies de seres vivos, una sorprendente central termonuclear nos brinda la vida, nos calienta y es generadora de incontables procesos vitales. Lleva abierta desde mucho antes de los albores de la vida humana y no cerrará, según las previsiones, hasta de aquí unos 5.000 millones de años. ¿No es sorprendente?

Seguro que habrás observado en las cubiertas de algún polideportivo, colegio, numerosas viviendas unifamiliares, hoteles y edificios de apartamentos unas cajas rectangulares con un frontal de color oscuro y casi siempre inclinadas, generalmente lisas aunque algunas tienen un depósito en la parte superior. Todos los sistemas están orientados en el mismo sentido, hacia el sur, mirando al sol.

Están ahí debido al aprovechamiento térmico que proporcionan de la eficaz energía solar, porque un alto porcentaje de la energía necesaria para calentar el agua sanitaria de esos espacios, por lo tanto también de nuestra vivienda familiar o colectiva, no tenga que ser generada en su totalidad contaminando el ambiente, después de importar de lugares lejanos y en tensiones sociales valiosos combustibles energéticos fósiles o nucleares. Un calentador solar de agua para la vivienda es una inversión económica y ambiental que puede llegar a sorprender por sus réditos durante toda su vida útil, quizás más de 20 años, ahorrando unos 20.000 kgs de emisiones tóxicas a la atmósfera.

Entre la gran oferta solar es ecointeligente optar por equipos que aseguren su eficacia y durabilidad a lo largo de su vida útil. Los preciosos materiales que los constituyen han dejado su huella ecológica en diversos lugares de la tierra, pero lo han hecho para devolver un balance energético positivo.

La nueva generación de equipos solares domésticos Disol de la serie INOX, se fabrica con los mejores y más acertados materiales y tratamientos. Son equipos de última generación diseñados con sistemas inteligentes que facilitan su montaje y mantenimiento, de forma rápida y segura. También se ha hecho un trabajo de diseño importante para que los equipos de Disol se puedan integrar perfectamente en la arquitectura actual superando prejuicios visuales. Pero es que además se comprometen con el cliente "de verdad", y eso se traduce en la garantía más amplia del mercado solar: 10 años… que no son pocos.

Disol ofrece diferentes soluciones domésticas para que puedas darte la primera ducha con agua calentada en tu colector solar. Para una familia de 3 miembros basta con los equipos solares DISOL TI-175. Para un hogar con cinco o seis usuarios se recomienda el DISOL TI-350 y FI-350 que permiten un consumo medio diario de 200 litros. Y si la familia es numerosa, el DISOL FI-700 dará para 10 usuarios, demostrada satisfacción.

En el momento en que pongas un colector solar en tu vida podrás imaginar que entre tú y el Sol existe un cómplice hilo dorado que reduce tu huella ecológica, evita contaminación y fomenta el aprovechamiento de una fuente energética local; y todo esto desde tu implicación personal y familiar.












Condiciones patrocinio
siguiente >>