Portada
Papel reciclado en tu desayuno

Stora Enso Barcelona es una fábrica ejemplar que transforma el papel recuperado en 160.000 toneladas de cartoncillo reciclado con un 90% de fibra . Desde guías telefónicas a periódicos, desde retales de imprentas a cartones. En realidad, cada uno de nosotros consumimos en nuestro hogar alrededor de unos 100 kg de papel al año de los cuales 85 kg son reciclables. Sin embargo, la tasa de reciclaje apenas sobrepasa en el mejor de los casos los 15 kg/persona/año. La industria papelera de nuestro país no usa como materia prima principal la celulosa virgen de los árboles sino la que la extrae del papel y cartón recuperados. Lamentablemente, debe importar hasta 600.000 toneladas de papel usado de otros países porque los españoles reciclamos poco. Resulta pues que mientras estamos convencidos que hay que proteger los bosques tropicales no nos damos cuenta que estamos destruyendo el bosque urbano de papel al echarlo en la basura desde donde viajará a una incineradora o a un vertedero. Cada vez que tiramos papel a la basura no sólo destruimos una materia prima para nuestra industria papelera sino, que contribuimos a acrecentar el problema ambiental de las basuras.

El cartoncillo fabricado por Stora Enso Barcelona es de tan alta calidad que hay envases de tanta belleza que nunca pensaríamos que están hechos de papel recuperado. El secreto de este producto reciclado que permite impresiones gráficas de impacto está en el acabado del mismo. Para ello, se aplica estuco en la superficie del cartoncillo lo que le da una excelente lisura y buen aspecto.

Tu historia consumiendo un producto envasado en cartoncillo puede ser un estímulo para observar y estar atento a la gran cantidad de productos de papel que pasan por nuestras manos a lo largo del día y cuantos de ellos no terminan en un contenedor de reciclaje de la recogida selectiva urbana. Pero puede ser que en tu pueblo o ciudad todavía no se recoja el papel. En este caso busca a algún trapero. Lo importante es que no se pierda gramo alguno de celulosa o papel. Stora Enso Barcelona vende luego sus productos a muchos países y puede dar trabajo a más de 300 personas. Si facilitamos la recogida de papel y cartón contribuimos a crear un mercado estable de materias primas y sobretodo a evitar el problema ambiental de estos elementos reciclables en vertederos y, especialmente, en incineradoras.

El proceso de reciclaje de papel es relativamente sencillo y basta triturar el papel usado en agua sin ningún tipo de aditivo. La tecnología de esta empresa líder en el sector papelero permite extraer grapas, plásticos y otros residuos que puedan acompañar el papel usado. Para grupos escolares se pueden solicitar visitas concertadas: algo que muy pocas empresas se atreven. Pero Stora Enso Barcelona no tiene nada que esconder, sus certificaciones ISO 14001 y EMAS le acredita como una empresa responsable ambientalmente y con una bonita historia para contar mientras desayunas con tus amigos.







Condiciones patrocinio
siguiente >>